URGENCIAS Y HOSPITAL

 

En algunos casos no hay tiempo que perder y hemos de estar preparados para atender al animal en situaciones limite, perder un segundo puede ser definitivo.

 

El tiempo es vida y por ello estamos siempre preparados para la atención inmetida y urgente y la observación posterior en nuestra zona de hospitalización hasta que el animal pueda ser dado de alta o trasladarle al hospital que el cliente decida.